Agua y sus Propiedades Energéticas

El agua es un componente vital, símbolo de pureza, renovación, cambio y de limpieza tanto física como espiritual, representa un elemento básico en las religiones, siendo objeto de veneración en sus diferentes representaciones, lagos, ríos, océanos, fuentes y cascadas, todos guardan una tradición mágica y mitológica.

Se puede citar el caso de las fuentes, las cuales a través de los tiempos se consolidaron como un lugar de culto, llegando a representar la sabiduría y el conocimiento, ya que estaban destinadas a convertirse en las zonas de reunión de los pueblos, con las personas más sabias.

Asimismo, el río Deva, ubicado en el norte de España, es una clara referencia del poder de las aguas en el mundo místico religioso, su nombre significa “divina” o “diosa”, y fue venerado como una divinidad natural femenina.

Beneficios de la joyería energética que contiene agua

El agua es un excelente acumulador de energía y fuerza, además acepta la oración y la invocación, propiedades que la han consolidado como elemento básico en rituales espirituales a través de los tiempos.

Sin embargo, actualmente es posible disfrutar de todos los beneficios que ofrece el agua, a través de la joyería energética que la contiene, curiosamente las últimas tendencias integran este elemento vital resguardado en collares, dijes y accesorios que se encargan de restablecer el equilibrio de las emociones.

La joyería energética que contiene agua, ofrece los siguientes beneficios:

– Establece una fuerte naturaleza emocional con su portador, permitiendo que las diferentes vibraciones que emiten se adentren en la psiquis de sus portadores, reconociendo las emociones negativas, redirigiéndolas y reponiendo el equilibrio.

– Perciben vibraciones, pensamientos y sentimientos en diferentes frecuencias, manifestándolas luego mediante su propia estructura molecular y canalizándolas adecuadamente.

– Otorgan tranquilidad y sabiduría a la mente, induciendo estados de concentración, en los cuales se pueden alcanzar meditaciones extremas, e incluso propiciar la adivinación.

Es por ello, que el agua es capaz de recolectar información, esta sorprendente capacidad ha llevado a los científicos  a hablar acerca de la “memoria del agua”, facultad que ha permitido al hombre intervenir en su composición y obtener “aguas tratadas”, para ser utilizadas como coadyuvante en diversos padecimientos.

Evidentemente, es posible sanar las energías personales mediante la intención, el amor y la oración verdadera, no obstante hay otro ingrediente crucial, que es la creencia, no solo se trata de portar joyería energética, es necesario tener la convicción que la misma repercutirá positivamente en la vida. 

El agua es un componente vital, símbolo de pureza, renovación, cambio y de limpieza tanto física como espiritual.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *